Legalizar los clubs sociales cannábicos: soluciones colectivas para el consumo

En los últimos años, han aumentado de forma espectacular hasta ser una moda. Los clubs sociales cannábicos se han convertido en una solución ideal para los cultivos colectivos por parte de los socios consumidores. En Catalunya, ya son más de 300, de los que 160 están en Barcelona. Sin todavía una regulación definida, conviene explicar qué son y cómo funcionan.

regulacion_clubs_cannabicos

¿Qué son los clubs sociales cannábicos?

Los clubs sociales cannábicos son asociaciones sin ánimo de lucro que se autoabastecen y distribuyen cannabis entre sus socios. Todos son mayores de edad y se agrupan en un ámbito privado sin perjudicar a terceras personas y con el objetivo de reducir los riesgos que supone consumir cannabis a través del mercado negro.

Sin embargo, desde el paso 12 de junio, el Ayuntamiento de Barcelona ya no permite nuevas aperturas ni ampliaciones de los clubs ya existentes. La medida durará un año y, según el Ayuntamiento de Barcelona, servirá para redactar una regulación y endurecer los requisitos de ventilación a través de extractores y prohibir los clubs en lugares cercanos a centros escolares y sanitarios.

Sucs, pionero en los clubs cannábicos

Los clubs sociales cannábicos nacieron como una forma de activismo con un interés por el cannabis medicinal. Es el caso del club Sucs, fundado entre otros por Ferran Roig, socio fundador de Cactus Martorell Grow Shop. Desde sus orígenes, Sucs ha defendido una filosofía y unos principios éticos basados en el modelo activista, rechazando consumir en el mercado negro, donde la marihuana contiene abonos y pesticidas.

clubs_cannabicos_Sucs

La regulación de los clubs cannábicos

La proliferación de clubs sociales cannábicos en Cataluña obliga a que la Administración fije una normativa. De momento, las conselleries de Interior y Salut están enfrentadas. Mientras Salut considera que regular los clubs sociales cannábicos es la única vía para controlar el consumo y el tipo de marihuana que se fuma, Interior rechaza cualquier regulación.

En cambio, el Gobierno vasco presentará en breve una ley para “reconocer a los clubs sociales de cannabis como entidades legalmente registradas, sin ánimo de lucro, constituidas por personas mayores de edad y consumidoras habituales de cannabis”.

clubs_cannabicos

Mientras se ordena el nuevo sector de los clubs sociales cannábicos, desde Cactus Martorell Grow Shop consideramos que legalizarlos supone una solución colectiva para el consumo de marihuana. El objetivo es dejar claro que no se trata de un negocio, sino de entidades cooperativas sin ánimo de lucro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>