La mejor tierra para cultivar marihuana

El cultivo interior de marihuana precisa de unos conocimientos básicos de fertilizantes y sustratos para poder conseguir una buena cosecha. Después de la gran cantidad de preguntas en nuestra tienda sobre qué sustrato funciona mejor para el cultivo interior de marihuana, hemos preparado este post.

La elección del sustrato depende en gran mediada de los gustos del cultivador, pero nos gustaría hacer unas recomendaciones básicas, según la pericia y la experiencia de cada persona.

comprar_tierra_marihuana

Cultivo de marihuana en tierra

Este es el sustrato más recomendable para los que empiezan a cultivar. La tierra es capaz de amortiguar fallos humanos como puede ser exceso de riego, errores al ajustar el pH del agua, sobrefertilización, calor excesivo, etc…Esto es debido a la gran de ácidos húmicos que contiene el sustrato profesional, y que actúa como un seguro ante posibles fallos del cultivador.

El principal uso de la tierra es el cultivo exterior de marihuana, pero son muchos los que cultivan en interior con este sustrato. El cultivo en tierra requiere regar cada dos o tres días y no es necesario abonar en cada uno de los riegos. Normalmente recomendamos abonar en días alternos.

El pH recomendado para el cultivo de cannabis en tierra es de entre 6 y 6,5. En cuanto a la electroconductividad, se puede llegar hasta 3,0 mS, cuando se cultivan híbridos muy productivos, pero por norma general no pasaremos de 2.0 mS.

Cultivo de marihuana en Coco

sustrato para marihuana
Fibra de coco Biobizz

La fibra de coco se usa desde hace años en horticultura por las grandes propiedades que ofrece como sustrato: excelente aireación, pH adecuado, reserva de agua fácilmente disponible para las plantas…Pero lo cierto es que el cultivo en coco implica algo más de experiencia que el cultivo en tierra, por los siguientes motivos.

Se trata de un sustrato inerte, sin apenas capacidad para retener los nutrientes, por lo que la fertilización debe controlarse más minuciosamente. Además el coco se seca más rápido que la tierra, por lo que será necesario regar a diario o instalar un sistema de riego automático.

Las gamas de fertilizante para cultivo en fibra de coco tienen un mayor contenido en nitrógeno, ya que este elemento se lava muy fácilmente en este sustrato (el ión NO3 no queda retenido en la fibra de coco). Aparte de estas peculiaridades, el cultivo en coco suele ser similar al cultivo en tierra.

Existen varios formatos de fibra de coco : sacos listos para cultivar, coco deshidratado al que se debe añadir agua y un buffer, y también slabs (unas planchas de un metro de longitud, en las que clavar los esquejes).

Si quieres profundizar un poco más en este tipo de cultivo puedes consultar nuestro post como cultivar marihuana en fibra de coco.

Cultivo de marihuana en lana de roca

Comprar tierra para marihuana

También conocida por su nombre inglés Rockwool, este material inorgánico es ampliamente utilizado en horticultura industrial. Es usado desde hace décadas por tener una excelente relación entre aire y retención de agua, proporcionando un medio perfecto para el desarrollo de las raíces.

La lana de roca se manejad manera similar al cultivo hidropónico, pero sin recirculación del agua. El principal inconveniente de la lana de roca es su pH alcalino, el cual hay que rebajar y estabilizar antes de trasplantar las semillas o esquejes.

Para rebajar el pH de la lana de roca, basta con preparar agua de osmosis, bajar el pH hasta 4 con la adición de ácido y sumergir el sustrato en esta mezcla durante unos minutos. Esto situará el pH final alrededor de 5,5 (valor ideal para el cultivo hidropónico).

Otra versión de la lana de roca es el mapito, muy utilizado en los Países Bajo pero con poca demanda en la Península. Se trata de una especie de pedazos de lana de roca, que al incorporarse a una maceta proporcionan una excelente aireación y una buena disponibilidad hídrica.

Cultivo de marihuana en arlita

La arcilla expandida o arlita es un sustrato inerte empleado en cultivo hidropónico, sobre todo en los sistemas de Flujo y reflujo y también en aeroponia. La arlita no retine ni agua ni nutrientes, por lo que se debe regar frecuentemente, a veces incluso cada media hora. La solución de riego debe contener siempre algunos nutrientes para que la planta se alimente.

El principal handicap de este sustrato es que no tiene capacidad de amortiguar cambios en el PH o la EC del agua. Por tanto, cunato más grande sea el depósito, menor seá el cambio en estos dos parámetros tan importantes. Debido a la necesidad de un exhaustivo control sobre esta modalidad de cultivo, la consideramos una opción solo para cultivadores avanzados.

Con este último consejo nos despedimos hasta el próximo post. Desde Cactus Martorell esperamos si os decidís por comprar tierra directamente para cultivar, antes conozcáis los pros y contras de cada tipo de sustrato para marihuana.

saludos y buenos humos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>