Seguimiento variedades autoflorecientes (II)

Introducción: recordatorio seguimiento

Continuamos con un nuevo post sobre el seguimiento que estamos haciendo de tres semillas de marihuana autoflorecientes de diferentes bancos: Gorilla Glue Auto del banco Fast Buds, Nevil Bilbo Auto de Genehtik y Buddha Purple Kush Auto de Buddha Seeds.

Semillas auto germinadas
Semillas germinadas en 24 horas

En este post os explicaremos el proceso que seguimos desde la germinación de las semillas autoflorecientes, y su plantada en las macetas pequeñas, hasta el trasplante en macetas de 7 litros que serán las macetas definitivas, es decir, en las que las semillas crecerán y florecerán de forma automática o con un fotoperíodo dependiente.

También recordamos que vamos a testear la tierra Super Mix de Grotek, y abonar con fertilizante mineral en polvo como son el Monster Grow Pro y el Monster Bloom.

El texto que sigue son los pasos necesarios para un inicio óptimo de cultivo de semillas autoflorecientes: germinación, siembra y transplante en macetas definitivas de 7 litros.

Germinación de semillas autoflorecientes

En primer lugar dispusimos las tres semillas en un plato pequeño, entre varias capas de papel de cocina, mojado y escurrido de agua mineral. Al poner las tres semillas de marihuana autoflorecientes en el mismo plato también pusimos los papeles de los sobres, para etiquetarlas y saber cuál era cuál. Este plato lo tapamos con otro plato pequeño para hacer la oscuridad en el espacio de germinación.

Este es una de las formas de germinación que existen, y es la que desde Cactus Martorell recomendamos. Pero cada uno tendrá la suya y no tiene porqué ser peor o mejor que ésta. A nosotros ésta nos funciona siempre y por eso la seguimos usando.

Como es época de mucho calor, hemos vigilado dos o tres veces el papel que envolvía las semillas. En más de una ocasión nos lo encontramos un poco seco, con lo que volvimos a humedecerlo, sin dejarlo encharcado, pues las semillas podrían ahogarse, pudrirse y no germinar.

Siembra de semillas de marihuana autoflorecientes

Semillas sembradas

Al cabo de 24 horas, las semillas de variedades autoflorecientes ya habían abierto, y asomaban la punta de la primera raíz. Al cabo de 48, el conocido como “rabillo” que no es otra cosa que la raíz ya era suficiente larga y madura como para plantarla en las macetas pequeñas.

Llenamos las macetas de una tierra con nutriente pero ligera, Light Mix de BioBizz. Realizamos, con el dedo índice mismo, un agujero de un centímetro de profundidad. Nunca más profundo porque a la semilla le costaría abrirse paso entre un grueso de tierra mayor. Humedecimos la tierra. Y plantamos las semillas con la raíz hacia abajo. Aquellas que tenían una raíz muy larga, les hicimos un agujero más profundo, pero siempre dejando la semilla a un centímetro o menos de la superficie. Cuando tuvimos las tres semillas sembradas, y debidamente etiquetadas, las volvimos a humedecer. Nunca las regaremos con abundante agua, sino con un pulverizador las iremos mojando, sin ahogarlas.

En 24-48 horas nuevamente ya habían asomado los primeros cotiledones, que son esas dos primeras hojas redondas, no dentadas. A partir de ese día, las plantas irán creciendo. Nosotros las hemos dejado en el interior, a la luz de una ventana, esperando que sean plantas un poco más grandes y no se nos las coman los pájaros. Por esta razón se nos han espigado mucho, y les hemos puesto unos mini-tutores.

Trasplante plántulas

Semilas autos en 7 litrosHemos decidido trasplantarlas cuando el tercer estadio de hojas empezaba a brotar. El día del trasplante preparamos la tierra que utilizaríamos: Super Mix de Grotek, para testearla y las tres macetas de 7 litros que queremos utilizar.

Al haberse espigado bastante, lo que hemos hecho ha sido enterrar el cepellón de tierra bastante abajo, dejando en la superfície la planta solamente, es decir manteniendo la planta a ras de tierra. El tallo que hemos enterrado se hará raíz. No hay ningún problema de haberla enterrado tan abajo , las raíces colonizarán el tiesto primero hacia abajo, hacia el suleo, luego de forma horizontal, y finalmente, alrededor de las paredes del tiesto.

Una vez finalizado el trasplante pusimos las semillas de marihuana autofloreciente a la sombra, y las regamos proporcionalmente a la planta. Sin ahogarlas. Al anochecer sí que les dimos un buen riego. No las hemos fertilizado aún, pero en algunos de los siguientes riegos le aplicaremos un estimulante de raíces, el escogido fue Rhizotonic. Y, en una semana, les proporcionaremos la primera dosis de fertilizante de crecimiento Monster Grow de Grotek. Al ser mineral, y las plántulas muy delicadas, hemos decidido esperar que estén fuertes, asentadas en el tiesto y con raíces desarrolladas.

El siguiente paso, es verlas crecer, disfrutar de su verde presencia. Y esperar que vaya todo como tiene que ir. Seguiremos informando de las vicisitudes de cómo cultivar variedades autoflorecientes en cultivo de exterior.

Semilla auto sembrada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *