El Cannabis en la Agenda Política (II)

Cannabis Agenda PolíticaCurso universitario crónica sui generis

Una Donostia lluviosa recibió a los asistentes del curso universitario sobre  El Cannabis en la agenda política, organizado por la EHU-UPV en el marco de los Cursos de Verano 2017.

El curso universitario se celebró en la sala de música del Palacio de Miramar, edificio de incomparable belleza que sirvió como punto de encuentro, reflexión, debate sobre la marihuana y el estado de la cuestión del cannabis en el estado español.

Lejos de querer hacer un resumen pormenorizado de cada mesa donde los expertos, políticos, juristas o activistas expusieron sus ideas y su trabajo, destacaremos las ideas generales que nos dejaron los dos días de curso universitario.

Cura de humildad

En primer lugar, para alguien como yo con catorce años de experiencia en el sector comercial del cannabis, y que siempre había tenido la idea de que el sector cannábico había florecido a la par que el sector comercial, el curso me proporcionó un baño de humildad increíblemente grande. Me di cuenta que el sector cannábico comercial es una de las patas, quizá la que menos puede decir pues existen muchos y muy variados intereses comerciales entre los diferentes miembros de este sector. Es una de la patas, como decía, una de las columnas, pero no la única. Existen infinidad de personas, que ni son activistas profesionales ni comerciantes profesionales que están involucrados en la regulación-legalización y que son juristas, sociólogos, criminólogos, políticos, antropólogos etc.

De bien seguro que con esta afirmación me granjearé algún que otro enemigo, pero huelga decir que este post no tiene afán polémico.

GEPCA

Xabier Arana, a la izquierda, y Domingo Comas a la derecha, miembros de GEPCA

En segundo lugar, nos llamó mucho la atención el Grupo GEPCA, formado por académicos reputados en sus ámbitos, y que esta semana ha presentado en Madrid su propuesta de regulación integral del cannabis. Domingo Comas transmitió su entusiasmo y sus reflexiones acerca de todo el proceso de redacción y consolidación del GEPCA. En esta entrevista, hecha en el mismo Palacio de Miramar, tenéis más información sobre el doctor en sociología Domingo Comas.

Mesa política y presencia catalana

En tercer lugar, la mesa de políticos sobre la legalidad del cannabis contó con presencia catalana, de la política de ERC, Alba Vergés Bosch que explicó la propuesta de ley catalana para la regulación de los clubs cannábicos. La intervención despertó mucho interés en los asistentes del curso, con algunas preguntas en el turno de intervenciones del público, también sobre la ley mordaza en lo que respecta a la marihuana. No obstante, la ley, aún no aprobada, se prevé que será impugnada por el gobierno central o el constitucional. Pero el trabajo queda, el gran trabajo queda.

Activismo

Finalmente, en el turno del activismo, pudimos escuchar a Martin Barriuso, miembro de Pannagh, pero también al compañero de Regulación Responsable.

Movimiento cannabico en el estado españolEl representante de Regulación Responsable explicó con detalle todos los movimientos que se están llevando a cabo en los diferentes territorios del estado por la normalización o legalización del cannabis, a la par que defendió el optimismo que se respira en el entorno de su organización después de éxitos de movilizaciones como Mani-Fiesta-Acción, de quién fueron organizadores.

El gran trabajo que están llevando a cabo esta plataforma es admirable, reconociendo al sector comercial, y haciendo esfuerzos por conectar, por reconocer el trabajo de todos y todas en el mundo cannábico, uniendo en el trabajo a comerciantes, activistas y políticos. ¿Por qué no puede ser esta unión de comerciantes y activistas, cuando uno de los colaboradores del curso de verano era precisamente uno de los grandes del sector comercial cannábico? El enemigo es la injusticia de la ley, no la injusticia del mercado comercial cannábico, que funciona como cualquier otro mercado: mal y a rachas.

Concluyendo, esta es una crónica sui generis de mi paso por Donostia esos dos días. Es mi impresión, mi visión particular y posiblemente sesgada por mi procedencia no activista y sí mercantilista del sector. Aún así, cursos como este se deberían hacer más habitualmente, porque a más de uno, y dos y tres comerciantes se le bajarían los humos. El cannabis no lo regula una persona sola, ni una organización sola, ni un partido político sólo,  sino que todos y todas abriremos todas las puertas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *