Como cultivar marihuana para novatos en 5 pasos

Con la expansión del sector de la marihuana en todo el mundo, cada vez son más personas las que se preguntan como empezar a cultivar marihuana en casa. Aunque parezca que hay que manejar una multitud de parámetros, y que son necesarios gran cantidad de productos, nada más lejos de la realidad.

Si estás pensando en empezar a cultivar pero no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, en este post te explicamos como cultivar marihuana para novatos y tener éxito en la cosecha ¿quieres saber cómo se hace?

como_cultivar_una_planta_de_cannabis
El cultivo exterior de marihuana no requiere tantos conocimientos como el cultivo interior.

Vamos a dividir todos los conocimientos necesarios para el cultivo interior de marihuana en 5 pasos, e iremos viendo uno por uno cómo manejarlos para conseguir que nuestras plantas crezcan tan bien como si estuvieran en un huerto o en el jardín.

1. Elegir una buena genética

Esta es la primera duda con la que se encuentra el cultivador novato, ¿cómo elegir entre un abanico tan grande de variedades de marihuana?  desde Cactus Martorell Growshop siempre recomendamos elegir semillas feminizadas, con las que nos aseguramos de que todas las plantas son hembras.

Si eres novato en el cultivo, quizás todavía no sepas cómo distinguir si una planta de marihuana es hembra o macho, pero comprando semillas feminizadas te ahorras este paso.

Además de tener plantas hembra, tenemos que elegir una variedad de fácil cultivo. En nuestra opinión hay básicamente dos opciones: o bien elegir variedades autoflorecientes o híbridos a medio camino entre indicas y sativas.

Las semillas de marihuana autofloreciente florecen en función de su edad, por lo tanto no hay que ser tan meticuloso con el fotoperiodo al que están sometidas. De hecho, se pueden cultivar con horarios de entre 12 y 20 horas de luz al día, desde la germinación hasta la cosecha.

La segunda opción, la de elegir híbridos de fácil cultivo, es muy recomendable en el caso de pequeños armarios donde la temperatura elevada puede llegar a ser un problema. Estas variedades necesitan 12 horas de oscuridad diarias para empezar a florecer. De entre las variedades híbridas unas de las más fáciles de cultivar son las de la familia Critical, y de hecho son número uno en ventas en la mayoría de grow shops.

2. Escoger un buen sustrato

Existen varios tipos de sustrato con los que se puede cultivar: tierra, fibra de coco, arlita, lana de roca…De entre todos estos, la tierra es el sustrato que permite más margen de error a la hora de cultivar. Su porcentaje de aire y retención de agua es bastante estable, por lo que nos permite tener algún despiste a la hora de regar.

como_emepzar_a_cultivar_marihuana_en_casaLa tierra también tiene la capacidad de amortiguar posibles fallos en la aplicación de los fertilizantes. Mientras que un exceso de abono puede ser fatal en hidroponía, en tierra se puede corregir con un simple lavado de raíces. Además, las plantas cultivadas en tierra suelen ser las que mejor huelen y las más sabrosas :)

Nuestro consejo es elegir una tierra abonada, con la que la planta no necesitará la adición de nutrientes extras hasta al menos tres semanas después del trasplante. De hecho, haciendo trasplantes consecutivos no será necesario abonar hasta la aparición de las primeras flores.

De la misma manera, en la tierra los nutrientes están disponibles en un mayor rango de pH, siendo más difícil la aparición de carencias nutricionales, frecuentes en el cultivo en fibra de coco e hidroponía.

3. Instalar un buen kit de iluminación

En el cultivo interior de marihuana la iluminación artificial sustituye la luz solar, por lo que cuanto mejor sea el kit de iluminación, mejor será el resultado final tanto en calidad como en cantidad. Existen diferentes tipos de bombillas, adecuadas para una cada una de las fases del cultivo: enraizamiento, crecimiento y floración.

Las bombillas de bajo consumo son adecuadas para la fase de enraizamiento y primeros días de crecimiento. Las bombillas de halogenuros metálicos, con espectro de luz fría, son adecuadas para la fase de crecimiento vegetativo.

Para la fase de floración y maduración, las bombillas de vapor de sodio son las que dan mejores resultados. Una buena opción para empezar el cultivo de marihuana es adquirir una bombilla de espectro mixto, que nos servirá para todas las fases del cultivo.

Aunque existen equipos de iluminación basados en tecnología Plasma, LED e inducción, todavía no tienen buena implantación en el sector cannábico, por tanto seguimos recomendando el cultivo con bombillas HPS.

como_cultivar_marihuana_para_novatosAdemás del tipo de luz, también hay que tener en cuenta la cantidad de luz por unidad de superficie que reciben las plantas. Normalmente, se asigna una determinada potencia lumínica a cada metro cuadrado, según la fase en la que se encuentra la planta.

Cómo norma general se instalarán 200 vatios en germinación y enraizamiento, 400 vatios en crecimiento y 600 vatios en floración.

4. Montar un sistema de extracción

Para que las plantas de marihuana se desarrollan de forma correcta en un cultivo interior es necesario renovar el aire constantemente. Esta renovación asegura que el calor generado por las bombillas no se acumula en el espacio de cultivo, y que las plantas reciben un suministro constante de dióxido de carbono. Recordemos que el CO2 es la molécula fundamental para realizar la fotosíntesis, sin ella las plantas dejan de crecer y florecer.

Existen varios métodos para determinar qué extractor es el más adecuado para una sala de cultivo interior. Como norma general se multiplica el volumen de la sala en metros cúbicos por 30, y este número es el caudal  mínimo que debe tener nuestro extractor.

Al mismo tiempo se necesita un intractor de caudal ligeramente inferior para mantener una presión negativa en la sala. De esta manera el aire siempre tendrá tendencia a salir por el extractor y el filtro de carbón, asegurando que el olor a marihuana queda neutralizado.

5. Regar con buena agua y nutrientes

Por último, y no por ello menos importante nos queda hablar sobre el agua y los fertilizantes. Cuanto más pura sea el agua más margen tendrá el cultivador para añadir fertilizantes. Aunque lo ideal es instalar un filtro de osmosis, también se puede utilizar agua de lluvia o comprar garrafas (esto último resulta un poco engorroso).

De todas formas si no se puede optar por ninguna de estas aguas de calidad, y hay que recurrir a agua del grifo, debemos saber si este agua es dura o blanda. La dureza del agua hace referencia su contenido en cal (y también magnesio), y en el mercado existen diferentes formulaciones de fertilizantes para el cultivo con una u otra agua.

Con este último consejo nos despedimos hasta el próximo post. Como siempre os invitamos a dejar vuestras preguntas y comentarios, y a participar en la guía de cultivo de Cactus Martorell growshop.

Saludos y muy buenos humos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>